El Ayuntamiento de Zamora sigue ahogando a los clubes deportivos de la ciudad

• La nueva ocurrencia del concejal de Deportes es imponer a los clubs deportivos que en los leds publicitarios del Ángel Nieto aparezca el logotipo del Ayuntamiento un 50% del tiempo, dejando sin espacio a otros patrocinadores, colaboradores o al pequeño comercio de la capital
• Las subvenciones a clubes deportivos han aumentado tan solo en 40.000 euros de 2015 al presente ejercicio de 2022

El Grupo Municipal del Partido Popular acusa al Ayuntamiento de Zamora y a su concejal de Deportes a la cabeza de “machacar” a los clubes deportivos de la capital, ya no solo en las escasas subvenciones que les conceden, las cuales han pasado de 188.000 euros en 2015 a 230.00 en 2022, lo que supone un aumento de 5000 euros al año, con las importantes subidas de costes que han tenido los clubes en estos años por ejemplo en la partida de transporte, con estas cantidades los grandes clubes de la ciudad apenas llegan a los 30.000 euros de ayuda municipal.
A esta falta de apoyo económico al deporte zamorano, se une la enorme burocratización que se han instaurando en el Ayuntamiento de Zamora en el que todo, hasta mover un banco en una instalación deportiva, ha de ser solicitado previamente a través de la sede electrónica municipal.
Sin embargo la última ocurrencia del Concejal responsable de deportes es la obligatoriedad a todos los clubes que usan el Pabellón Ángel Nieto de que en los leds publicitarios aparezca el 50% del tiempo de los partidos el logotipo del Ayuntamiento, ignoramos si también si el rostro del Concejal del Área, lo que conlleva que otros patrocinadores, colaboradores o pequeños comerciantes y empresas de la ciudad apenas tengan visibilidad en los leds lo que , en muchas ocasiones, era la única contraprestación publicitaria que los clubes podían ofrecer.
Desde el grupo Municipal del PP pedimos que el concejal reflexione esa medida y no la ponga en práctica. Los clubes deportivos son asociaciones sin ánimo de lucro, que hacen una labor social impagable en la ciudad, muchos de ellos tienen cientos de niños y jóvenes en sus canteras, y lo que el Ayuntamiento no puede hacer es seguir ahogando sus maltrechas economías de subsistencia para vanagloria y publicidad vacía del Ayuntamiento y de su concejal, que ha de recordar que el Ayuntamiento no es suyo, ni el equipo de gobierno, sino de todos los zamoranos, incluidos los miles de socios de los distintos clubes deportivos y los miles de niños que juegan en ellos.