La ocultación y cancelación de las inexistentes obras del carril bici transversal cuestan 12.000 euros a los zamoranos

23, enero, 2020.- El Partido Popular en el Ayuntamiento de Zamora ha denunciado esta mañana la ocultación y cancelación de las inexistentes obras del carril bici transversal ha costado cerca de 12.000 euros a las arcas municipales. Aquel anuncio de la ejecución de este proyecto que atravesaría la zona de Obispo Nieto y la calle Villalpando no ha visto la luz a pesar de que fue pregonado tanto por Antidio Fagúndez (PSOE) como por Francisco Guarido (IU).

La portavoz del PP, Mayte Martín Pozo, ha recordado que fue en 2018, en el mes de octubre, “cuando Antidio Fagúndez realiza el anuncio de este proyecto que se adjudica por 47.000 euros. Continúan todos los trámites y en 2019, en abril, y poco antes del inicio de la campaña electoral, el alcalde realiza un anuncio a través del cual dice que paraliza la obra hasta que no haya un informe de la Policía Local y otro del Consejo de Urbanismo”. Llegados a este punto, varios meses después, Martín Pozo ha expresado “que las obras no se han hecho y no se han realizado los informes” que apelaba el alcalde “casi 12.000 euros la resolución de ese contrato” que se ha querido ocultar a los grupos políticos municipales y, por tanto, al conjunto de los zamoranos.

Los populares han manifestado que “se trata de un asunto muy grave porque han intentado ocultar a la oposición qué había pasado con las obras de este carril bici. Lo que ha pasado con estas obras inexistentes es que la obsesión de Antidio Fagúndez durante el pasado mandato de hacerse fotos como si hubiera hecho algo por la Movilidad Urbana en la ciudad ha costado a los zamoranos casi 12.000 euros. Nosotros pensamos que tuvieron tiempo para repensarse el proyecto”.

La portavoz del PP también ha significado que en la resolución del contrato se habla de unas “recomendaciones de la FREMP (Federación Regional de Municipios y Provincias), pero nos hemos informado y no se dice nada. Quizá sea una errata y se refiera a las de la FEMP; pero esas recomendaciones son incluso anteriores a que se anunciar la construcción de ese carril bici transversal. Lo que denunciamos es que por una precipitación o por un capricho electoral la mala gestión del equipo de gobierno la acaban pagando los zamoranos”.

Martín Pozo, en este sentido, ha declarado que “estamos, otra vez, ante otro ejemplo de mala gestión por parte del equipo de gobierno. Unos caprichos que obedecen a intereses partidistas que coincidieron con una convocatoria de elecciones, lo mismo que sucedió con la foto del Matadero que ya ha costado 100.000 euros más a los zamoranos”.

Propuestas

El Partido Popular, además, a través de su viceportavoz Víctor López de la Parte, también ha solicitado al equipo de gobierno que retome el “sistema de alquiler de bicicletas en la ciudad. Cuando IU y PSOE llegaron al poder en 2015 retiraron este servicio de préstamos. Se dijo que se iba a hacer un nuevo sistema y que estaría en vigor en la Semana Santa de 2019. Está a punto de iniciarse la de 2020 y nada se sabe al respecto”.

Además, López de la Parte ha reclamado que se cree “una ordenanza de Movilidad Urbana Sostenible donde se dé prioridad al peatón en las zonas peatonales respecto a las bicis u otros vehículos como los patinetes eléctricos que ya están causando problemas en algunos lugares”.

Finalmente, los populares han denunciado que los aparcamientos de bicis que se realizaron con este contrato del carril bici transversal para lo único que han servido es para “retirar hasta 50 plazas de aparcamiento en zonas con problemas del mismo en la ciudad, como en San Lázaro porque aquí no hay forma de aparcar una bicicleta”.