El PP solicitará badenes reductores de velocidad en Villagodio para evitar las carreras ilegales

  • Los concejales populares se hacen eco de una denuncia formulada desde la asociación de vecinos del barrio en la que instan al Ayuntamiento a que coloque estos elementos disuasorios en la carretera de Villagodio
  • Además, desde el Grupo Popular se reclamará que exista una mayor presencia policial en la zona para evitar que se produzcan estas situaciones que crean molestias a los vecinos y que, por otra parte, pueden provocar accidentes
  • Desde el Partido Popular en el Consistorio de la capital se demanda una actuación urgente ante la situación creada en las últimas semanas

15, julio, 2020.- Los concejales del Partido Popular han avanzado este miércoles que solicitarán en la comisión que se celebra esta tarde en el Ayuntamiento de Zamora la colocación de badenes reductores de velocidad en Villagodio para evitar las carreras ilegales que, según han denunciado los vecinos de este barrio, se están produciendo en este entorno desde hace ya varias fechas.

Representantes de la asociación de vecinos del barrio se han puesto en contacto con los ediles del Partido Popular para comunicarles esta situación, dado que desde el Ayuntamiento todavía no se ha dado respuesta a las denuncias planteadas a este respecto. Los populares entienden que “se ha de dar una respuesta a una situación que puede provocar accidentes graves en este barrio de la capital. Creemos que colocar badenes, u otras medidas disuasorias que obliguen a rebajar la velocidad de los vehículos en este punto, acabaría con estas carreras ilegales”.

En este sentido, desde el Grupo Popular en el Ayuntamiento de Zamora se pedirá a los responsables del gobierno municipal que actúen “de manera inmediata. Estamos hablando de que se están desarrollando carreras ilegales en una zona cercana a una pista deportiva, a la sede de la Asociación de Vecinos del barrio y, sobre todo, en un entorno muy transitado por los zamoranos que allí viven. Y más ahora en verano, un periodo del año en el que la población del barrio aumenta y, además, hay una gran cantidad de niños”.

Desde el Grupo Popular en el Consistorio de la capital también se solicitará que se aumente la vigilancia policial en esta zona para evitar que “se sigan realizando esta serie de prácticas que lo único que hacen es poner en riesgo a toda la población. Ya no es que sean molestas, es que, por supuesto, son muy peligrosas y pueden acarrear accidentes que nadie desea”.