El PP solicita al equipo de gobierno que elimine la subida del precio del bus urbano prevista para el 1 de marzo

  • Los concejales del PP reclaman al alcalde que reconsidere este incremento que, sin duda, es un claro perjuicio para los usuarios del autobús urbano en la ciudad
  • Esta subida se une a otros aumentos impositivos en la ciudad durante los últimos meses y que contrasta con la situación económica del Ayuntamiento con más de 26 millones de euros en metálico en las cuentas a fecha 31 de diciembre
  • Izquierda Unida ha subido durante este mandato el IBI, el impuesto de vehículos, el precio del autobús urbano, ha creado una tasa de tenencia de perros y ya ha dejado caer una subida en la tasa de basura provocando más gasto para los vecinos de la ciudad

21, febrero, 2020.- El Partido Popular en el Ayuntamiento de Zamora ha solicitado en el día de hoy al equipo de gobierno que “reconsidere su idea de incrementar el precio del autobús urbano a partir del próximo 1 de marzo, fecha establecida para la entrada en vigor de esta subida”.

Los concejales populares han explicado que “dentro de una semana los usuarios del autobús urbano verán incrementado el precio de viaje en más de un 10 por ciento, así como en el de todos los abonos. No entendemos este afán recaudatorio por parte del equipo de gobierno, aunque lo cierto es que no nos sorprende vista la trayectoria de Izquierda Unida durante este mandato”.

Para el Partido Popular en el Ayuntamiento de Zamora esta medida afecta, sobre todo, “a personas mayores, pensionistas, gente con movilidad reducida y a vecinos de los barrios más alejados del centro de la ciudad”. Además, los concejales del PP han recordado que “si el billete del autobús urbano no había subido hasta ahora fue porque un gobierno del Partido Popular asumió la subida sin repercutirla directamente en el precio del billete o de los abonos. Es curioso que un gobierno de izquierdas sea incapaz de hacer lo mismo y cargar a los vecinos de la ciudad con ese incremento en la tarifa”.

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de la capital ha significado que “llevamos algo más de medio año del presente mandato y podemos considerar que, indudablemente, estamos en un mandato que es un hachazo fiscal para todos los zamoranos. Hemos de recordar que se creó una tasa por la tenencia de perros. Posteriormente, la ordenanza aprobada del IBI implicará que los zamoranos paguen más en su próximo recibo. También, se aumentó la cuantía del impuesto de vehículos y, ahora, en menos de una semana, se verá cómo también sube el precio del viaje en bus urbano”.

Para los populares, “ésta es la realidad del gobierno de Francisco Guarido e Izquierda Unida. Sigue presumiendo de una gran gestión económica cuando la única realidad es que, vista la última liquidación presupuestaria correspondiente al ejercicio de 2019, el Ayuntamiento de Zamora dispone en las cuentas del Consistorio de 26 millones de euros en metálico y cerca de 15 millones en valores, en total, más de 41 millones de euros a fecha 31 de diciembre que lo único que demuestran es que tenemos un Ayuntamiento rico en una ciudad que se desangra y en la voracidad fiscal del Izquierda Unida es insaciable”.

En este sentido, los concejales populares también han señalado que la próxima subida impositiva que tendrán que afrontar los zamoranos será la de la “tasa de basura. Es algo que ya nos han ido deslizando tanto el alcalde como el concejal de Recaudación. Ésa es su manera de hacer política”.

Por último, los populares también han lamentado que el equipo de gobierno parece que haya querido “concentrar todos los temas de mayor envergadura del Ayuntamiento para el pleno de este mes de febrero. Hemos tenido plenos prácticamente sin contenido y para la siguiente sesión plenaria tenemos el contrato de basuras, la liquidación de presupuestos y otras muchas cuestiones que el equipo de gobierno ha ido dejando pendientes por dejadez o por desidia”.