El PP pedirá explicaciones por la tala de varios árboles en los jardines de Eduardo Barrón

  • Los vecinos de la zona han mostrado su desacuerdo con esta medida y así lo han transmitido a los concejales del Grupo Popular
  • Los populares preguntarán en el próximo Pleno del Ayuntamiento de la capital por el motivo por el que se ha tomado esta decisión y a qué obedece esta tala indiscriminada
  • Los concejales populares en el Consistorio de la capital afirman consideran que es “muy curioso observar cómo un equipo de gobierno que se autocalifica como ecologista y conservador de la naturaleza adopta una medida como esta”

20, febrero, 2021.- El Partido Popular en el Ayuntamiento de Zamora ha avanzado en el día de hoy que pedirá explicaciones al equipo de gobierno del Consistorio de la capital por la “tala indiscriminada de varios árboles en los jardines de Eduardo Barrón. No entendemos cómo se ha podido llegar a esta situación y a qué obedece esta medida. Así nos lo han transmitido los vecinos de la zona y, por supuesto, creemos que Guarido o el concejal de Medio Ambiente deberían expresar el motivo por el que se ha tomado esta decisión y, sobre todo, si no había posibilidad de alguna alternativa de trasplante de estos árboles a otras zonas de la ciudad”.

La portavoz del Partido Popular, Mayte Martín Pozo, ha asegurado que “preguntaremos en el próximo Pleno del Ayuntamiento de Zamora por esta cuestión porque, la verdad, estamos perplejos ante esta situación. No se entiende, sinceramente, que se haya preferido talar estos árboles a buscar una solución alternativa”.

En este sentido, Martín Pozo ha indicado que “es muy curioso contemplar ahora cómo Guarido y su concejal de Medio Ambiente no tienen reparos en talar varios árboles sin dar explicaciones. Curioso y, sobre todo, contradictorio, ya que el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Zamora se pasa la vida pregonando su amor por la ecología y por el Medio Ambiente cuando, en realidad, en cuanto pueden talan árboles y no dan explicaciones a la ciudadanía. Es una pena, pero ya estamos acostumbrados a las contradicciones de Guarido y de la izquierda: un continuo ‘donde dije digo, digo Diego”.